Muchos adolescentes tratan, más o menos exitosamente, de lanzarse en la música. Prueban varios instrumentos, navegan entre varios géneros musicales, abandonan, vuelven, se apasionan, o tiran definitivamente la toalla.

En Nueva York, en los años 60, las influencias musicales no faltaban, ¡incluso influencias europeas ! ¡Sí , se escuchaban los Beatles en todas partes ! Y George DeJesus no escapa del fenómeno, creando su banda de rock (The Ravens) que abandonara bastante rápidamente para formar otra de música latina.

Su apellido « hispano », impronunciable para los anglófonos, se convierte rapidamente en iniciales más accesibles : D.J. « Dee Jay » fue el apodo que le dieron en el ejército y le viene la idea de usarlo para nombrar a su nueva banda.v

La Orquesta Dee Jay había nacido. Estamos en el 1968, los años « palladium » ya están olvidados, las bandas de música latina se dividen entre la moda del boogaloo y la música de las raíces cubano-puertoriqueñas. La composición de las orquestas cambia, a la manera de Mon Rivera o Eddie Palmieri, que acompagnan la sección rítmica con dos trombones cuyas frases dinamizan y modernizan esta música que pronto se llamaría « Salsa ». Nuevos músicos inspiran ahora a los adolescentes de origen boricua : Eddie Palmieri claro, pero también los jovenes Willie Colón, Johnny Colon, Joe Bataan... dejando los « viejos » Tito Puente, Tito Rodriguez y Machito para sus padres. ¡El conflicto eterno entre las generaciones !

La Orquesta Dee Jay se estructura como muchas bandas nuevas en estos tiempos : una sección rítmica « clásica » (piano, bajo, congas, bongos, timbales), 2 trombones, a veces acompañados por otros instrumentos, y 2 cantantes. Los músicos de la Dee Jay son autodidactos. Trabajan la música « al oído » y componen sus temas juntos durante ensayos que memorizan por completo.

En el 1969, la banda se estabiliza después de la llegada de nuevos integrantes. George DeJesus en el bajo es el líder, Mario Marrero oficia en el piano, Emilio Barretto en las congas, Harry Fermaint en los timbales, Mike Ruiz en el bongo, Joe Rivera y Jerry Hernandez tocan trombón. Los 2 cantantes son Rafael DeJesus y David Martinez.

La Dee Jay se convierte rapidamente en una banda que los dueños de clubs piden, porque atrae a un publico importante. De hecho, en los primeros tiempos, los amigos o las familias de los miembros de la banda vinieron a formar el público, y luego los amigos (¡y sus novias !) y los amigos de los amigos. Su popularidad crece así muy rapidamente gracias al boca a boca, claro, pero también por la calidad de su música y de su sonido. Habiendo invertido sus primeras retribuciones en material, forman una de las pocas bandas (¡las otras son las de Ray Barretto y Larry Harlow !) que tienen su propio piano eléctrico y su propio equipo de sonorización, lo que les permite evitar, an algunos clubs, las malas sorpresas que sufren las otras bandas, y les permite tocar siempre con la misma calidad.

Van a ser contratados constantemente durante un periodo de 2 años. « No he visto la luz del dia durante 2 años, confiesa el trombonista Jerry Hernandez. Tocando en la noche y durmiendo en el dia. » ¡La mayoría de sus contrataciones se concentran en Nueva York y New Jersey ! (Por lo menos ya nadie aceptaba contratos para Puerto Rico después de una malaventura que les había pasado a los hermanos Lebrón.)

Tocan en todos los clubs de NY (Cheetah, Corso...) y comparten la tarima con todas las orquestas famosas, tanto las que los inspiraron como las que nacieron en el mismo tiempo. ¡En esta epóca « bendita », no era nada fuera de lo común que 4 o 5 orquestas compartieran la misma tarima !

También es en este momento cuando el sello Fania despega y procura comerse lo que de ahora en adelante se llamaría « Salsa ». Pero la Fania, aúnque impusiera la exclusividad de sus estrellas en los clubs, no pudo hacer nada para impedir que otras bandas tocaran alli, y que grabaran discos en otros sellos, o en autoproducción. Por eso todavía quedan muchas maravillas para descubrir en Lps.

La Orquesta Dee Jay ha procurado, sin éxito, entrar al sello Fania, mandandole grabaciones. Pero su éxito en vivo les ha permitido grabar un primer album en 1970, « Pa’lante con la Orquesta Dee Jay. » y luego un segundo « Forget it » en el 1972 que sería reeditado en el 1973.

La Dee Jay se mantuvo en la cartelera durante más de 5 años, aprovechando la moda de la « Salsa » y la fidelidad de sus fanáticos.

¿Que fue lo que provocó la disolución de la banda en el 1974 ? ¿El « turn over » cada vez más frecuente de los músicos (soló George y Jerry se han quedado desde el 1969) ? ¿La ida de una gran parte de la orquesta para formar Orquesta Cimarron ? ¿El cansancio de sus fanáticos, sin los cuales la banda no puede seguir ? ¿La competencia de una cantidad demasiado importante de orquestas de salsa ? ¿Las ganas de hacer otra cosa ? Probablemente fue una mezcla de todo esto.

Quedan de esta epopeya dos discos que ahora, felizmente, ya se han reeditado en CD aunque son casi imposibles de encontrar. La reedición del album « Forget it » nos abre una puerta « temporal » a esta epóca rica de la salsa, que ve a la Orquesta Dee Jay juntarse con Joe Acosta y Orquesta La Fantástica, ya reeditados par el sello « Latin Soul Records », esperando a que semejantes proyectos nos hagan (volver a) descubrir otros artistas olvidados.